Farmacias de guardia
Localidad
Fecha
Síguenos en:
Consejos

Foto de Frío intenso y salud

18 Noviembre, 2013

Escrito por Farmacia Infantes

GRUPOS DE RIESGO

  • Las personas mayores.
  • Los recién nacidos y los lactantes.
  • Nivel socioeconómico bajo (personas sin recursos o sin hogar).
  • Inmigrantes en situación de precariedad, de forma especial los trabajadores temporeros que no disponen de vivienda en condiciones adecuadas.
  • Algunas enfermedades agudas: infecciones respiratorias.
  • Las personas que sufren ciertas enfermedades crónicas y que toman cierta medicación.
  • Personas con movilidad reducida, desnutridas, con agotamiento físico y casos de intoxicación etílica.
  • Los que practican deportes al aire libre en zonas frías: alpinistas, montañeros, cazadores y similares.

 

¿QUÉ HACER LOS DÍAS FRÍOS?

  • Evitar las exposiciones prolongadas al frío y al viento, sobre todo si es de algún grupo de riesgo.
  • Abrigarse bien. Especial atención a la cabeza (gorro de lana, sombrero), cuello (bufanda), pies (calzado resistente al agua, calcetines de algodón y lana) y manos (guantes, manoplas).
  • Procurar permanecer seco.
  • Conviene hacer comidas calientes que aporten la energía necesaria (legumbres, sopa de pasta...) sin renunciar a una alimentación variada. Una taza de alguna bebida caliente (caldo, cacao, té, leche) ayuda a mantener la temperatura corporal. Se recomienda evitar las bebidas con cafeína y las alcohólicas.
  • Tener cuidado con las estufas de leña y de gas para evitar riesgos de incendio o de intoxicación por monóxido de carbono. Asegurarse de que funcionan bien antes de ponerlas en marcha y de que las salidas de aire no están obstruidas. La sobrecarga en la red de estufas eléctricas también puede ser peligrosa, por ello debe revisarse previamente el estado de la instalación eléctrica y los puntos adecuados para conectarlas.
  • Consulte a su médico sobre la conveniencia de vacunarse contra la gripe, ya que constituye una medida fundamental para disminuir la pérdida de salud durante los meses de más frío.

 

EFECTOS DIRECTOS DEL FRÍO:

CONGELACIÓN: es el daño a la piel y los tejidos internos causado por el frío intenso.

  • Congelación superficial: congelación parcial o del espesor total de la piel. Principalmente afecta a las mejillas, orejas y dedos. Síntomas: enrojecimiento de la piel, adormecimiento, hormigueo. Sensación dolorosa de picor o quemadura.
  • Congelación profunda: tanto la piel como los tejidos próximos (músculo, hueso) están congelados. Afecta más frecuentemente a nariz, orejas y dedos. Síntomas: piel blanca, dura al tacto. En los casos más graves, pueden formarse úlceras y gangrena.

¿Qué hacer?

  • Proteger a la víctima del frío y trasladarla a un lugar cálido.
  • Si se dispone de ayuda médica cercana, envolver las áreas afectadas en compresas estériles (sin olvidar separar los dedos de las manos y de los pies afectados) y llevar a la víctima hasta el centro de urgencias.
  • Si no se dispone de ayuda médica cercana, sumergir las áreas afectadas en agua tibia (NO CALIENTE). Se recomienda que la temperatura del agua sea de 38ºC a 40ºC. También puede usarse el calor corporal para recalentar la zona, pero nunca usar una fuente de calor directo (secador de pelo, calefacción).
  • No frotar la zona afectada.
  • No recalentar si no se puede garantizar que el tejido permanecerá caliente.

 

HIPOTERMIA: 

       Síntomas:

                    Hipotermia media:

                      - Temblor incontrolable.

                      - Todavía puede hablar y caminar.

                      - Entumecimiento de las manos.

                   Hipotermia severa:

                      - Desaparece el temblor.

                      - Poca coordinación muscular y no puede caminar.

                      - Disminución del ritmo del pulso y la respiración.

                      - Comportamiento irracional, incoherente.

¿Qué hacer?

Hipotermia media:

  • Actividad física.
  • Dar bebidas calientes que no tengan cafeína ni alcohol.
  • Trasladar a la persona a un sitio caliente y quitarle la ropa mojada, secarla y abrigarla.
  • Gradualmente, recalentar colocando compresas tibias en cuello, pecho e ingles.
Hipotermia severa:
 
  • Tratar a la persona con hipotermia severa como un caso de urgencia.
  • Dejar que el hospital recaliente a la víctima.
  • Si el acceso inmediato a ayuda médica no es posible, cubrir a la persona y transportarla con cuidado a un lugar seguro.
  • Quitarle la ropa mojada y cubrirla con mantas.
  • Calentar a la víctima. Usar el calor del propio cuerpo.
  • Aplicar compresas tibias en el cuello, ingles y pecho.

                  

Foto de Resfriado común

11 Noviembre, 2013

Escrito por Farmacia Infantes

El resfriado común es una infección leve de las vías respiratorias (nariz, faringe y cuerdas vocales) causadas por virus.

Se contagia de persona a persona por contacto con las gotitas de la tos o estornudos, y también a través de las manos.

Produce mocos, taponamiento nasal, dolor de cabeza, de garganta, lagrimeo, tos y fiebre.

Suele empezar por la nariz y, en ocasiones, puede bajar a los bronquios.

Generalmente, a los pocos días se cura. La tos puede persistir más tiempo.

Es normal sufrir entre 2-5 resfriados al año, los niños pequeños tienen más, sobre todo si van al colegio o a la guardería.

Tienen mayor riesgo de padecer catarros las personas en contacto con niños pequeños, si padece malnutrición, está estresado, se siente triste, fuma o padece rinitis alérgica.

 

¿Qué puede hacer?

 

  • Para el dolor de cabeza o la fiebre puede tomar paracetamol. La dosis para los adultos es de 500-650mg cada 4-6 horas y la de los niños 15 mg por Kg de peso (equivale a 0,15 ml por kilo, de la presentación en gotas) La aspirina también reduce la fiebre y alivia el dolor de cabeza, pero tienen más efectos secundarios (dolor de estómago, aumento de la presión arterial, etc.) No es recomendable dar aspirina a niños con fiebre.
  • Descanse y cuídese (evite el frío, ir en moto, salir de noche)
  • No fume. Este es un gran momento para dejar de fumar.
  • Beba a menudo agua e infusiones (alivian el dolor de garganta y la tos seca). No beba alcohol.
  • Haga vahos con vapor de agua. Ayudan a reblandecer los mocos.
  • Póngase a menudo suero fisiológico o agua de mar en la nariz.
  • Para la irritación de garganta, chupe caramelos sin azúcar. Evite toser y carraspear si no es para sacar mocos, porque al toser se rasca la garganta y puede aumentar la irritación y la tos.
  • Lávese a menudo las manos y utilice pañuelos de un sólo uso para evitar contagiar a los demás.
  • Ventile diariamente la casa.
  • Abríguese, el frío y el viento facilitan los resfriados.
  • Los ANTIBIÓTICOS NO CURAN EL RESFRIADO, no son eficaces para tratar los virus. Se ha demostrado que la Vitamina C o plantas como la Equinácea previenen los resfriados. No hay vacunas para el resfriado, la vacuna de la gripe previene la gripe, pero no el resfriado.
  • Si tiene asma debe utilizar inhaladores.

 

¿Cuándo consultar al médico?

  • Si sufre enfermedad bronquial (asma, bronquitis crónica, etc.)
  • Si tiene algún síntoma diferente a los descritos.
  • Si el resfriado dura más de 10 días o la fiebre es muy alta.

Foto de 10 consejos para ganar la batalla a los piojos

25 Octubre, 2013

Escrito por Farmacia Infantes

1. Revisar el cabello de los niños

    Cuando se de un caso de pediculosis en la familia o en la escuela, o se perciba picor en el cuero cabelludo, conviene revisar con detalle el pelo de todos los miembros de la familia. En periodo escolar, es recomendable supervisar regularmente la cabeza de los niños.

 

2. Recurrir a la lendrera

    Existen unos peines especiales de púas finas que facilitan el trabajo: las lendreras. También resulta útil humedecer el pelo previamente, ya que de este modo los piojos se mueven con más dificultad, y colocar un paño blanco sobre los hombros del niño, para poder ver los piojos cuando estos caigan.

 

3. No olvidarse de eliminar las liendres

    Las liendres, o huevos de los piojos, merecen una especial atención, ya que suelen ser difíciles de ver, y si no se eliminan, eclosionan a los 7 días. Son blanquecinas, ovaladas y de aproximadamente 1 mm de tamaño, y en ocasiones, pueden confundirse con polvo o caspa.

Se adhiern a la raíz del pelo y los encontraremos principalmente en la nuca, detrás de las orejas y en la zona del flequillo, puesto que son las zonas más calientes y esto favorece su incubación.

 

4. Consultar al farmacéutico

    En caso de encontrar piojos, el modo de eliminarlos es mediante la utilización de champús, lociones o espumas pediculicidas, de venta en farmacias. Es muy importante asesorarse con el farmacéutico acerca del tratamiento más adecuado en cada caso, así como del modo adecuado de aplicación, ya que un uso incorrecto (cantidad, frecuencia, modo, etc.), puede generar resistencias en los piojos, dificultando así el tratamiento.

 

5. Aplicar el tratamiento pediculicida sobre el cabello seco

    A la hora de aplicar los tratamientos, conviene hacerlo sobre el cabello seco, ya que el agua podría diluir su eficacia, y con un ligero masaje, de acuerdo a los tiempos de aplicación indicados por el fabricante y el farmacéutico. Tras esperar el tiempo adecuado para que el producto haga efecto pasaremos la lendrera para arrastrar las liendres que no se hayan desprendido.

 

6. Evitar el aire caliente de los secadores

    Tras aplicar tratamientos pediculicidas, evitaremos utilizar secadores de pelo de aire caliente, ya que inactivan el efecto insecticida residual.

 

7. Recurrir a los repelentes de piojos

    Así mismo, hay que recordar que los tratamientos pediculicidas no deben utilizarse para evitar el contagio, ya que no son efectivos y este uso puede resultar perjudicial. Por el contrario, para prevenir la infestación, así como para impedir un nuevo contagio una vez erradicados los piojos, será necesario utilizar un producto repelente específico.

 

8. No compartir prendas que tengan contacto con el pelo

    Para que otras personas no resulten infestadas, hay que evitar el uso compartido de todos aquellos artículos que puedan tener contacto con el pelo: peines, diademas, sombreros, bufandas, etc.

 

9. Lavar con agua caliente y planchar

    Es conveniente hervir los peines y artículos de pelo de personas infestadas o limpiarlos con un pediculicida. Así mismo, la ropa, sábanas y toallas, deberán lavarse a temperatura superior a 60ºC, y planchar bien las costuras, ya que los piojos no resisten el calor.

 

10. Aislar y aspirar los objetos

    Los objetos que no se puedan lavar (por ejemplo, los peluches)hay que introducirlos en una bolsa cerrada durante 3 días. Puesto que los piojos se alimentan cada 4-6 horas de la sangre del huésped, no pueden vivir tanto tiempo aislados y morirán. Posteriormente, conviene aspirar estos objetos, así como los sofás, asientos y colchones.

 

Foto de Remedios para el dolor de regla

23 Octubre, 2013

Escrito por Farmacia Infantes

Foto de Paciente con osteoporosis

23 Octubre, 2013

Escrito por Farmacia Infantes

Foto de Fiebre en los peques de casa

23 Octubre, 2013

Escrito por Farmacia Infantes

¿Qué hacer en caso de fiebre?

La fiebre no es una enfermedad, sino la manifestación de la reacción de defensa del organismo ante diversas agresiones, siendo el síntoma más manifiesto de muchas enfermedades.

La mayoría de las veces son infecciones causadas por un virus, que son benignas, tienen una duración limitada -entre 7 y 10 días- y se resuelven solas, sin necesidad de ningún tratamiento.

Son más frecuentes durante los meses de invierno, cuando hay en el ambiente más virus de tipo respiratorio.

Cuanto menor es el niño, la posibilidad de que la infección sea bacteriana es algo mayor, pues su sistema inmunológico es aún inmaduro; por esta razón, en menores de 3 años es preciso consultar siempre y sin demora con el pediatra y, de forma urgente, en menores de 3 meses, después de descartarse la posibilidad de un exceso de calor. En ese caso, hay que desabrigarles y ponerles de nuevo el termómetro pasados veinte minutos.

 

Tómale la Temperatura: Utiliza un termómetro de galistan o digital. Pónselo en la axila durante 5 minutos -si utilizas un termómetro digital 3 minutos suelen ser suficientes-.

En los menores de 3 meses, la temperatura corporal puede elevarse simplemente por un exceso de ropa.

 

Si la Temperatura es igual o Inferior a 38ºC: Tu hijo no tiene fiebre, sino "febrícula". En estas circunstancias la fiebre se considera un mecanismo de defensa que puede incluso ser beneficioso, por tanto no es necesario dar ningún medicamento ni tomar ninguna medida para bajarla.

No dejes de ponerle el termómetro cada cierto tiempo para ver si la temperatura se mantiene o ha subido.

También deberás observar su estado de ánimo: si está muy decaído o. por el contrario, continúa con su actividad habitual y parece contento. En el primer caso, si le ves muy afectadoo su aspecto ha empeorado, consulta enseguida con el pediatra.

 

Si la Temperatura es Superior a 38ºC: El niño tiene fiebre y hay que llevarlo al pediatra para que valore su situación e investigue las posibles causas.

Mientras se espera la consulta, se le puede dar un antitérmico, respetando siempre la dosis e intervalos que indica el prospecto. No es aconsejable combinar dos tipos de antitérmicos ni mucho menos dar antibióticos, que sólo debe aconsejar el pediatra en caso necesario.

Si la fiebre es elevada -más de 39ºC- y el niño quiere, se le puede dar un baño con el agua unos 3 grados por debajo de su temperatura corporal. O bien, colocarle sobre la frente paños de agua templada, a unos 30-33ºC. Estas medidas pueden aliviarle, pero no sustituyen el empleo de un antitérmio, que actuará de forma más eficaz y prolongada y, en cualquier caso, no se deben poner en práctica si resultam desagradables para el niño.

 

Si hay fiebre debes acudir a URGENCIAS sin demora si:

  • Tu hijo tiene menos de 3 meses.
  • La temperatura se eleva por encima de 41ºC.
  • Sufre convulsiones u observas movimientos anormales de aparición brusca.
  • Le han salido manchas en la piel, o crees que tiene el cuello rígido.
  • El niño está muy decaído, con llamativa afectación del estado general, mal color y aspecto, o la fiebre se prolonga tres o más días, aunque no haya otros síntomas.

Foto de Dolor en los peques de casa

23 Octubre, 2013

Escrito por Farmacia Infantes

¿Qué hacer si tu hijo se queja de dolor?

El dolor es un síntoma frecuente que en ocasiones tiene una causa orgánica, y acompaña a muchas enfermedades infantiles pero que, con mayor frecuencia, no tiene un origen patológico pudiendo ser, incluso, psicógeno.

Recuerda que el analgésico resulta imprescindible en muchas situaciones, pero también lo es vuestra actitud: calmar y consolar al niño es parte fundamental del tratamiento del dolor.

 

Dolor de Garganta: Si tu hijo se queja de "dolor al tragar", lleva nos días acatarrado, tiene fiebre y su garganta parece enrojecida, es probable que tenga una faringitis, es decir, una inflamación de la mucosa que recubre la faringe, o una amigdalitis (inflamación de las amígdalas).

¿Qué debo hacer?

  • Mientras consultas con el pediatra, ofrécele abundantes líquidos y respeta su falta de apetito, pues es probable que no quiera comer. Hasta entonces le puedes administrar un analgésico en la forma que habitualmente te indique tu pediatra (confirma bien la dosis).
  • Dale un analgésico y abriga su garganta con un paño seco y caliente.

 

 

Dolor de Oídos: La otitis o inflamación del oído causa un dolor agudo y punzante, que despierta por la noche, muy difícil de calmar, que empeora cuando el niño permanece tumbado, al tragar, al masticar o al sonarse la nariz.

¿Qué debo hacer?

  • Acude enseguida al pediatra, para que diagnostique el tipo de otitis que tiene tu hijo y examine el estado del tímpano.
  • Ponle paños calientes -calentados sobre el radiador o con la plancha- sobre el oído.
  • Coloca otra almohada bajo el colchón para que duerma semiincoporado: así disminuye la presión sobre el oído.
  • Si es un bebé, cógele en brazos: a veces ese simple gesto consigue aliviar mucho su dolor.
  • Dale los analgésicos que te haya recetado el pediatra.

 

 

Dolor de Tripa: Puede deberse a motivos muy diversos: catarros, gripes, empachos, cólicos, gastroenteritis, estreñimiento, gases, neumonía...

¿Qué debo hacer?

  • Observa si aparecen otros síntomas que lo acompañen: estreñimiento, diarrea, vómitos, palidez, decaimiento...
  • No le des un analgésico hasta que lo vea el pediatra, pues ello enmascararía la existencia de un posible trastorno importante dificultando la detección.

 

 

Dolor de Cabeza: Las causas pueden ser muy variadas: fiebre, catarros, gripes, sinusitis, dolor en los dientes, meningitis, otitis, un golpe tras una caída... Los niños también pueden sufrir migrañas, que suelen acompañarse de náuseas y ómitos y no obedecen a ninguna causa orgánica.

¿Qué debo hacer?

  • La consulta al pediatra es imprescindible para que determine la causa del dolor. Mientras tanto, puedes darle un analgésico.

 

Si hay dolor debes acudir a URGENCIAS sin demora si:

  • Un dolor de tripa persiste o es cada vez más intenso, el niño se queja constantemente y no desea comer nada, y está pálido y decaído.
  • Es un recién nacido o bebé y, muy especialmente, si el dolor se acompaña de fiebre alta y le notas la tripa dura o tiene sangre en las deposiciones.
  • Se queja de dolor de cabeza, está muy decaído, tiene mucho sueño o ha vomitado.
  • El dolor de cabeza no cesa con el tratamiento recomendado por el pediatra y ha aumentado en las últimas horas, o le despierta por la noche.

 

 

Foto de Insomnio

22 Octubre, 2013

Escrito por Farmacia Infantes

Medidas higiénicas: Consiste en mejorar la higiene del sueño, controlar los estímulos que provocan insomnio y regular los horarios:

  • No ir a la cama hasta tener sueño.
  • No ver la televisión, leer o comer en la cama.
  • Separación mínima de una hora entre la última ingesta y acostarse.
  • Evitar las comidas copiosas.
  • Eliminar el alcohol ya que, a pesar de inducir el sueño, produce despertares precoces y reduce el tiempo total de sueño.
  • Reducir el consumo de cafeína y tabaco.
  • Practicar ejercicio físico regular, pero nunca antes de acostarse.
  • Mejorar las condiciones ambientales, reducir los ruidos y evitar las temperaturas extremas.
  • Restricción del sueño: acortar el tiempo de cama al tiempo de sueño real. Posteriormente se va adelantando a la hora de acostarse de15 a30 minutos.
  • Terapias de relajación.
  • Establecer una rutina horaria para fijar el reloj biológico.

 

Consumo

  • Cene preferentemente alimentos ricos en triptófano (cereales, leche, etc.).
  • Siga una alimentación sana y equilibrada.
  • Consuma proteínas y grasas principalmente al desayuno y almuerzo
  • No ingiera grandes cantidades de comida en la cena.
  • No coma chocolate y evite el exceso de líquidos antes de acostarse.
  • En caso de despertar en la noche no coma.
  • No consuma bebidas alcohólicas.
  • No fume dos horas antes de acostarse.
  • No consuma cafeína ni otras metilxantinas por lo menos seis horas antes de acostarse.

 

Ambientales

  • Arregle el dormitorio de forma confortable, teniendo en cuenta disminuir la luz, el ruido y use un colchón confortable.
  • Mantenga una temperatura en la habitación entre 18 y 22 grados centígrados
  • Utilice el despertador para levantarse.
  • Use la cama sólo para dormir.

 

Hábitos

  • Mantenga un horario regular para levantarse y acostarse.
  • Practique ejercicio físico durante el día (no antes de  acostarse).
  • No duerma durante el día, a no ser que se sufra de narcolepsia o apnea del sueño.

 

 

 

política de privacidad y aviso legal | By www.hadbos.com