Farmacias de guardia
Localidad
Fecha
Síguenos en:
Consejos

Foto de Exponerse al sol. Quemadura de sol

09 Junio, 2014

Escrito por Farmacia Infantes El Vergel

La exposición al sol sin protección es un riesgo para su salud. En la piel provoca quemaduras, arrugas, manchas y cáncer maligno. En los ojos provoca cataratas. Para evitar estos riesgos, protéjase del sol. Estar moreno no es lo mismo que estar más sano. El bronceado de la piel es una forma de defensa de nuestro cuerpo frente a los rayos del sol.

¿Quiénes deben tomar más precauciones?

Los niños, las personas de piel blanca que se queman con facilidad, los que tienen muchos lunares, los que han tomado mucho el sol durante la infancia, los que han tenido algún familiar con cáncer de piel y los ancianos.

¿Qué puede hacer?

 Busque la sombra. Evite sobre todo los rayos del sol entre las 12 del mediodía y las 5 de la tarde. No se fíe de los días nublados. Si está en la montaña, tenga en cuenta que la intensidad de los rayos solares es mayor debido a la altura y se puede quemar la piel en menos tiempo.

 Protéjase con sombreros que cubran la nariz, los párpados y las orejas. Protéjase también con ropa ligera que cubra brazos y piernas. Utilice gafas de sol que bloqueen las radiaciones ultravioleta A y B.

 Utilice protectores de la piel que contengan factores de protección solar frente a radiaciones ultravioleta A y B.

Puede elegir del número 15, del 30 o incluso más alto. Cuanto más alto sea el número, mayor protección.

Aplíquelos en toda la piel expuesta al sol 30 minutos antes de comenzar la exposición. No olvide los párpados, la nariz, los labios y las orejas. Si tiene poco pelo, aplíquese el protector también en la cabeza. Después será necesario que repita la aplicación cada 2 horas y siempre que sude mucho o se bañe.

Los rayos solares se reflejan en el agua, en la arena y en la nieve. Por lo tanto, debe protegerse también cuando esté dentro del agua, debajo de una sombrilla o en la nieve.

 Si tiene alguna enfermedad de la piel o está tomando algún medicamento nuevo, consulte a su médico antes de exponerse al sol.

 Si ya tiene una quemadura solar:

  • Aplique sobre la quemadura paños húmedos y fríos durante 10 o 15 minutos varias veces al día para aliviar el calor y el dolor. Después, póngase una loción hidratante o gel de aloe vera.
  • Si aparecen ampollas, no las rompa.
  • Puede aliviar el dolor con medicamentos (paracetamol o ibuprofeno). Evite dar aspirina a los niños.
  • Proteja la piel quemada de nuevas exposiciones al sol hasta que se cure totalmente y durante varias semanas después.

¿Cuándo consultar a su médico de familia?

  •  Si tiene una quemadura solar con ampollas grandes y dolorosas.
  •  Si tiene fiebre, escalofríos, náuseas, sensación de mareo o debilidad.

Foto de Hipertensión arterial

26 Mayo, 2014

Escrito por Farmacia Infantes El Vergel

La presión arterial es la fuerza con la que la sangre circula por el interior de las arterias del cuerpo. La hipertensión arterial

(HTA) ocurre cuando esta fuerza se encuentra elevada de forma crónica.

La presión arterial tiene dos medidas: la presión arterial sistólica (PAS) y la presión arterial diastólica (PAD). La PAS ocurre

cuando el corazón impulsa la sangre por todo el cuerpo. La PAD tiene lugar en el momento de relajarse el corazón. Cuando

la presión sistólica está por encima de 140 y la diastólica por encima de 90, tomada al menos en dos ocasiones diferentes,

estamos ante una HTA.

Es un problema de salud muy frecuente. En la mayoría de los casos la causa es desconocida.

Normalmente la HTA no produce molestias. Pero, aun así, es necesario cuidarla y tratarla. De lo contrario, con el paso del

tiempo, puede dañar el corazón, los riñones, el cerebro y los ojos.

¿Qué puede hacer?

O Evite el exceso de sal. Cocine sin sal y sin cubitos de caldo. Retire el salero de la mesa. Evite los embutidos y los alimentos enlatados y precocinados. Para beber elija agua baja en sodio. Los comprimidos efervescentes pueden tener hasta 0,5 g de sal.

O Procure no fumar.

O Cuide su dieta. Evite las grasas. Coma más fruta y verdura. En el almuerzo y en la cena procure tener siempre un plato de vegetales (sopas, potajes, ensaladas). Elija una fruta si quiere tomar algo entre horas.

O Consiga su peso ideal. Unos 4-5 kg de menos pueden ser suficientes para mejorar.

O Manténgase activo. Haga ejercicio físico regular: unos 20 minutos todos los días o 1 hora 3 veces en semana. Caminar es un ejercicio excelente. La natación y la bicicleta son también recomendables.

O Evite el alcohol en exceso. Puede beber 1-2 copas de vino, con las comidas.

O Puede tomar café y té en cantidades moderadas (2-3 tazas al día).

O Si padece diabetes, controle el azúcar de su sangre.

O Recuerde tomar su tratamiento. Cumpla con las indicaciones de su médico. No tome medicamentos sin antes consultar. Algunos de ellos pueden alterar la presión arterial.

O No olvide acudir a los controles de la presión arterial. Procure llegar un poco antes de la cita. De esta forma podrá estar relajado antes de la medida.

¿Cuándo consultar a su médico de familia?

O Cuando su presión arterial no esté bien controlada a pesar de seguir bien el tratamiento (PAS superior a 140 y PAD superior a 90).

O Acuda a su médico de forma preferente si su PAS es superior a 180 y/o la PAD es superior a 100.

O Acuda a un servicio de urgencias en caso de:

– Dolor de cabeza muy intenso y repentino.

– Vértigos.

– Visión borrosa.

– Dolor en el pecho o sensación de falta de aire.

Foto de Varices e insuficiencia venosa

24 Mayo, 2014

Escrito por Farmacia Infantes El Vergel

Las varices son dilataciones de las venas, se hacen gruesas y abultan por debajo de la piel. La insuficiencia venosa ocurre cuando las varices no son capaces de devolver al corazón toda la sangre que llega a las piernas. Para algunas personas es sólo un problema estético. Sin embargo, para otras es muy molesto. Las principales quejas son pesadez y cansancio en las piernas, así como picor, dolor sobre las varices, calambres musculares e hinchazón de las piernas, sobre todo en los tobillos.

Empeora con el calor (verano) y al estar mucho tiempo de pie o sentado.

Son más frecuentes en las mujeres. Empeoran durante el embarazo y con la obesidad.

¿Qué puede hacer?

O Los medicamentos no pueden eliminar las varices.

Tampoco pueden evitar otras nuevas.

O Las cremas y pomadas «especiales para la circulación» pueden producir daños en la piel.

O Las siguientes medidas le ayudarán a mejorar:

– Use medias de compresión media-fuerte: póngaselas por la mañana antes de empezar a andar, al ir a levantarse de la cama.

– Aplíquese sobre las piernas, cuando las sienta cargadas, duchas de agua fría, le aliviarán.

– Evite el exceso de peso.

– Use zapatos cómodos y ropa holgada. Evite fajas, ligas, cinturones y pantalones muy apretados, y calcetines con goma estrecha.

– Procure evitar el estreñimiento; si es necesario, haga una dieta rica en fibra.

– Intente caminar, nadar o pedalear; procure hacerlo durante 30-60 minutos al día.

– Cuando se siente, intente hacerlo con las piernas elevadas. Procure no cruzarlas.

– Haga descansos con las piernas levantadas por encima del corazón. Mejor durante 30 minutos 2-3 veces al día.

– Duerma con las piernas levantadas unos 10-20 cm.

– Si está mucho tiempo de pie, haga ejercicios con las piernas. Puede ponerse de puntillas varias veces seguidas.

– No ponga las piernas cerca de fuentes de calor como estufas o radiadores.

¿Cuándo consultar a su médico de familia?

O Cuando persisten las molestias a pesar de seguir todas las recomendaciones anteriores.

O Si siente dolor e inflamación en la zona de una variz.

O Si la piel de las piernas cambia de aspecto o color.

O En caso de úlceras o heridas.

O Si una variz sangra después de un golpe.

O En caso de dolor en la pantorrilla, con hinchazón de la pierna y aumento del tamaño de las venas.

Foto de Picaduras de insectos y arañas

23 Mayo, 2014

Escrito por Farmacia Infantes El Vergel

Las avispas y abejas son insectos que al picar introducen veneno por su aguijón y ello produce dolor, enrojecimiento e

hinchazón de la piel. Algunas personas son alérgicas y pueden experimentar reacciones graves, dificultad para respirar,

picor en la piel, pérdida de conciencia, y en algunos casos excepcionales puede haber incluso riesgo de muerte.

Los mosquitos y tábanos pican y succionan sangre. Su saliva es irritante y producen en la piel pequeños granos que pican.

Las arañas suelen introducir veneno al morder, aunque en cantidades mínimas. Las especies de nuestro país no son

peligrosas y sólo provocan hinchazón, dolor y enrojecimiento de la piel.

Las garrapatas no suelen causar picor ni dolor al principio, pero sí pueden transmitir alguna enfermedad. Suelen estar en los perros y la hierba.

¿Qué puede hacer?

ANTE UNA PICADURA

O Si el insecto todavía permanece en la piel, retírelo. En el caso de la garrapata hay que extraerla entera, con pinzas,

suavemente, para evitar que se rompa.

O Las abejas y las avispas pueden dejar su aguijón en la piel al picar. Debe retirarlo raspando suavemente la piel hasta hacerlo salir, pero nunca tirando de él, ni retorciéndolo, ni apretando la piel.

O Limpie la picadura con agua y jabón.

O Aplique hielo sobre la picadura o compresas de agua fría, reducen el dolor.

O Puede tomar algún medicamento para aliviar el dolor si es necesario (por ejemplo, 500-1.000 mg de paracetamol

cada 6-8 horas).

O Si la hinchazón es intensa, deje el brazo o la pierna en reposo durante algunas horas.

O Procure no rascarse ya que puede empeorar la lesión y aumentar el riesgo de infección. Además el picor aumenta

con el rascado.

O No use por su cuenta pomadas con antihistamínicos.

ANTE SÍNTOMAS GRAVES

O Si usted atiende a una víctima de picadura de insecto que presenta dificultad para respirar, palpitaciones, vómitos, mareo o desvanecimiento, haga que se acueste y avise al servicio de urgencias (112 o 061) y si procede inicie las medidas de reanimación cardiorrespiratorias.

PARA EVITAR LAS PICADURAS

O Utilice repelentes en las zonas sospechosas.

O Evite ropa de colores claros o brillantes y perfumes; atraen a los mosquitos.

O Use pantalones largos y camisetas de mangas largas, no camine descalzo, ni se siente en el suelo en zonas de vegetación.

O Vigile la piel de los animales domésticos.

O Revise la ropa de cama.

¿Cuándo consultar a su médico de familia?

O Si presenta picaduras múltiples, sobre todo en el caso de los niños.

O Solicite ayuda médica urgente:

– Si presenta síntomas graves.

– Si tiene una enfermedad cardíaca o pulmonar.

– Si es alérgico al veneno de algún insecto. En este caso, consulte con su médico la posibilidad de llevar siempre un kit con medicación especial (adrenalina).

– Si está embarazada.

– Si presenta picaduras en la garganta o en los ojos.

– Si el brazo o la pierna donde le picó el insecto adquiere un color pálido o rojo intenso o se queda frío, o si se vuelve intensamente doloroso.

– Si aparece fiebre.

Foto de Picaduras de animales marinos

23 Mayo, 2014

Escrito por Farmacia Infantes El Vergel

En los fondos arenosos o rocosos de las playas puede haber peces u otros animales marinos venenosos, como los erizos de mar, el cabracho, el pez araña o el pez escorpión, entre otros. Pueden producirnos una lesión al pisarlos accidentalmente en aguas poco profundas. La herida causada por las espinas venenosas de sus aletas produce dolor quemante e hinchazón.

Las medusas provocan lesiones en la piel cuando entramos en contacto con sus tentáculos o filamentos. Producen dolor muy intenso y una lesión rojiza en forma de latigazo con ampollas que pueden dejar cicatrices de por vida.

¿Qué puede hacer?

Avise a un servicio de emergencias si es alérgico a algún tipo de veneno o en caso de reacción grave tras la

picadura: dificultad respiratoria, desvanecimiento, mareo.

PICADURAS POR PECES VENENOSOS

O Lo primero que debe hacer es salir del agua.

O Lave la zona de la picadura con agua abundante con el fin de eliminar el mayor número posible de espinas.

O Sumerja la zona afectada en agua lo más caliente posible, sin quemarse, durante unos 30 minutos. El calor destruye las toxinas del veneno.

O Para eliminar el resto de las espinas, utilice unas pinzas o guantes protectores. Si nota que las espinas no salen con facilidad, es mejor que no siga intentando sacarlas, pues podría introducirlas más en la piel y facilitar la infección.

O Mantenga la extremidad en alto y en reposo.

O Puede tomar algún analgésico tipo paracetamol (500-1.000 mg cada 6-8 horas) si lo precisa.

O Cure diariamente la zona con una solución antiséptica.

ERIZO DE MAR

O La extracción de las púas de erizo de mar debe hacerse con cuidado, rapidez y de forma inmediata, ya que de esta forma resulta mucho más sencilla. Si lo hace más tarde, primero reblandezca la zona con agua templada y salada, pues las púas son frágiles y se rompen con facilidad. Retire la púa con pinzas y asegúrese de que salga entera. No debe manipular ni apretar la zona de la piel donde está clavada.

O Después lave la zona con vinagre.

MEDUSAS

O Salga del agua rápidamente. No frote la zona afectada, ni con arena ni con la toalla.

O Retire con cuidado los tentáculos que todavía permanezcan pegados a la piel. Utilice una pinza o guantes protectores.

O Después lave la zona con abundante agua salada. No utilice nunca agua dulce ni agua fría porque facilita la descarga del veneno de los tentáculos.

O Aplique frío sobre la zona afectada durante unos 15 minutos.

O Después aplique compresas empapadas en vinagre, bicarbonato o amoníaco durante varios minutos.

O Puede tomar algún analgésico, si lo precisa. Realice curas diarias de la lesión.

¿Cuándo consultar a su médico de familia?

O Si el estado general empeora progresivamente con el inicio de complicaciones respiratorias, convulsiones o alteraciones cardíacas.

O Si no puede extraer las púas o espinas con facilidad.

O Si aumenta el dolor o la hinchazón.

O Si hay supuración en la zona de la lesión o aparece fiebre.ltima

Foto de Varicela

19 Mayo, 2014

Escrito por Farmacia Infantes El Vergel

La varicela es una enfermedad infecciosa producida por un virus.

Es habitual en niños, aunque también puede afectar a adultos que no la hayan pasado.

Produce una erupción en forma de granos rojos y vesículas (ampollas de pequeño tamaño), que en unos días se secan y dejan una costra. La erupción pica mucho y también puede afectar a la cabeza, boca y garganta. Puede acompañarse de decaimiento y fiebre, por lo general no muy alta.

Se contagia fácilmente por el moco o la saliva al toser o estornudar, por el contacto de las ampollas que aún no han formado la costra y por llevarse a la boca objetos o juguetes contaminados. La enfermedad es contagiosa desde 2 días antes de aparecer la erupción hasta que toda la erupción esté en fase de costra.

¿Qué debe hacer?

  • Para evitar el contagio: no debe llevarle al colegio ni a la guardería. Evite también que esté con otros niños, mujeres embarazadas o enfermos que no hayan pasado la varicela, hasta que los granos se hayan convertido en costras (aproximadamente, 7 días tras los primeros granos).
  • Para calmar el picor:

       - Báñelo con agua tibia varias veces al día. El baño alivia el

         picor y previene la infección de la erupción por otros gérmenes.

         Puede añadir al baño jabón de avena. Séquele suavemente sin

         frotar.

       - Evite que el niño se rasque, abrigarle demasiado o el exceso de calor.

       - Córtele y mantenga limpias las uñas para evitar infecciones de la

          piel por el rascado.

       - Si el picor no disminuye, es útil la loción de calamina sobre la piel

         3 ó 4 veces al día.

  • Si tiene lesiones en la boca, éstas pueden ser dolorosas. En ese caso déle alimentos blandos como sopas, purés, hervidos, flanes, zumos, helados y líquidos frescos.
  • Para tratar la fiebre o el dolor en la boca o garganta por lesiones de varicela:

       - Puede darle paracetamol, a las dosis que le aconseje su médico.

       - Evite darle aspirina y cualquier producto que la contenga.

  • Una vez resuelta la varicela:

       - Protéjale durante un tiempo del sol. Póngale manga larga y gorra con

         visera y use cremas de protección solar, para evitar que las cicatrices

         duren y se noten más.

       - La varicela no deja marcas en la piel a no ser que se infecte.

¿Cuándo consultar a su médico de familia?

  • Para confirmar que es una varicela.
  • Si el picor no disminuye.
  • Cuando el niño tenga fiebre alta o esté muy decaído.
  • Si tiene mucha tos.
  • Si la piel de alrededor de las vesículas está hinchada y roja, o si las costras están húmedas, con pus, inflamadas o son dolorosas.
  • Si el niño presenta cojera.
  • Si aparecen lesiones en los ojos.
  • Si le duele mucho la boca y el niño no quiere comer o beber.
  • Si está embarazada, padece una enfermedad grave o una enfermedad inmunitaria (las defensas bajas), y no ha pasado la enfermedad y está en contacto con varicela.

Foto de Manos, pies y boca

19 Mayo, 2014

Escrito por Farmacia Infantes El Vergel

La enfermedad de manos, pies y boca es una afección viral contagiosa. Comúnmente afecta a bebés y niños pequeños. No hay una vacuna para prevenir esta enfermedad. Sin embargo, usted puede tomar medidas sencillas para disminuir el riesgo.


La enfermedad de manos, pies y boca , es una afección contagiosa causada por diferentes virus. Los bebés y niños menores de 5 años tienen más probabilidades de contraerla. Sin embargo, los niños mayores y los adultos también pueden tenerla. En los Estados Unidos y otros países con estaciones que cambian durante el año, es más común que las personas contraigan la enfermedad de manos, pies y boca entre la primavera y el otoño.

Datos breves

  • Por lo general, causa fiebre, llagas dolorosas en la boca y un sarpullido en las manos y los pies.

  • Es moderadamente contagiosa.

  • Afecta principalmente a bebés y niños menores de 5 años, pero pueden contraerla personas de cualquier edad.

  • No existe un tratamiento específico.

  • El riesgo de infección se puede disminuir por medio de buenos hábitos de higiene, como el lavado frecuente de las manos.

  • No es lo mismo que la fiebre aftosa.

    ¿Cuáles son los síntomas?

    Por lo general, los síntomas comienzan con fiebre, menos ganas de comer, dolor de garganta y sensación de malestar. Uno o dos días después del comienzo de la fiebre, pueden aparecer llagas dolorosas en la boca. También se puede desarrollar un sarpullido en la piel de las palmas de las manos y las plantas de los pies, con manchas rojas planas. Esto, a veces, también puede ocurrir en las rodillas, los codos y las nalgas. El sarpullido puede producir ampollas, pero comúnmente no causa picazón.

    No todos presentarán todos estos síntomas. Es posible que algunas personas solo tengan sarpullido y que otras tengan solamente ampollas en la boca. Puede que otras personas no presenten ningún síntoma, pero aun así pueden transmitir el virus a otros.

    ¿Es grave?

    Por lo general, la enfermedad de manos, pies y boca no es grave. La enfermedad es habitualmente leve y casi todos los pacientes se recuperan en 7 a 10 días sin tratamiento médico. Las complicaciones son poco comunes. Raras veces, una persona infectada puede presentar meningitis viral* (caracterizada por fiebre, dolor de cabeza, rigidez del cuello o dolor de espalda) y podría requerir algunos días de hospitalización. Otras complicaciones muy poco frecuentes incluyen parálisis, similar a la que produce la poliomielitis, o encefalitis (inflamación del cerebro), que podría ser mortal.

    ¿Es contagiosa?

    Sí. Los virus que causan la enfermedad de manos, pies y boca se pueden encontrar en una persona infectada en:

  • las secreciones de la nariz y garganta (como la saliva, el esputo o moco nasal);

  • el líquido de las ampollas, y

  • las heces (materia fecal).

    Los virus se pueden transmitir de una persona infectada a otras a través de:

  • el contacto directo como el besarse, abrazarse o compartir tazas o cubiertos;

  • la tos y los estornudos;

  • el contacto con las heces, lo cual puede suceder al cambiar pañales;

  • el contacto con el líquido de las ampollas, y

  • al tocar objetos o superficies que tengan el virus.

    Las personas con la enfermedad de manos, pies y boca son más contagiosas durante la primera semana de la afección. No obstante, a veces pueden ser contagiosas durante semanas después de que los síntomas hayan desaparecido. Es posible que algunas personas, especialmente los adultos, que se infecten con los virus que causan esta enfermedad no tengan ningún síntoma. Sin embargo, aun así pueden propagar el virus a otros.

    ¿Quién está en riesgo?

    La enfermedad de manos, pies y boca afecta principalmente a bebés y niños menores de 5 años, pero los niños mayores y los adultos también pueden tenerla. Cuando las personas contraen esta enfermedad, por lo general se vuelven inmunes al virus específico que causó su infección. Sin embargo, debido a que puede ser provocada por varios virus distintos, pueden volver a contraerla.

    ¿Se puede tratar?

    No existe un tratamiento específico para la enfermedad de manos, pies y boca. La fiebre y el dolor se pueden controlar con medicamentos para aliviar esos síntomas. Es importante beber suficientes líquidos para prevenir la deshidratación (pérdida de líquidos corporales).

    ¿Se puede prevenir?

    No existe una vacuna para proteger contra la enfermedad de manos, pies y boca. No obstante, usted puede disminuir el riesgo de infectarse con los virus que la causan al tomar unas cuantas medidas sencillas:

  • Lávese las manos con agua y jabón frecuentemente durante 20 segundos, en especial después de cambiar pañales.

  • Evite tocarse los ojos, la nariz y la boca antes de lavarse las manos.

  • Evite el contacto directo (besar, abrazar, compartir tazas y cubiertos) con personas infectadas.

  • Desinfecte con frecuencia las superficies que se tocan (los juguetes, las manijas de las puertas, etc.), especialmente si alguien está enfermo.

Foto de Alergia

10 Abril, 2014

Escrito por Farmacia Infantes El Vergel

¿Y si fuera algo más que un simple estornudo?

La alergia muchas veces se confunde con un resfriado debido a que los síntomas son muy parecidos. En ambos casos puede aparecer dolor de cabeza, estornudos, obstrucción nasal y lagrimeo de ojos, entre otros síntomas.

Para ayudarte a diferenciarlos, tienes el siguiente cuadro:


Y entonces, ¿Qué es la alergia? y ¿Qué tipos de alergia hay?

La alergia es una reacción anormal y exagerada de nuestro organismo ante sustancias que provienen del exterior y que en la mayoría de las personas resultan inofensivas, pero que en personas alérgicas desencadenan síntomas. Estas sustancias se denominan alérgenos.

La repetida exposición al mismo alérgeno producirá los síntomas típicos de la reacción alérgica. Una de las manifestaciones alérgicas más frecuentes es la alergia respiratoria, como la rinitis alérgica.

Los alérgenos más comunes implicados en la alerga respiratoria son los pólenes, ácaros del polvo, epitelios de animales y hongos. Pero también existe alergia a los alimentos, a medicamentos, al veneno de abejas y avispas e incluso alergia por contacto con ciertas sustancias (por ejemplo: eccema de contacto por alergia al níquel de los pendientes o de las correas metálicas de los relojes).

¿Qué puedo hacer para saber si soy alérgico o lo son mis hijos?

 

  • HAZTE LA PREGUNTA: ¿Y SI EN REALIDAD SOY ALÉRGICO? Si tus síntomas de "resfriado frecuente" o "resfriado mal curado" pudiesen tratarse en realidad de una alergia respiratoria, lo mejor es hacer algo cuanto antes para averiguar si eres alérgico.
  • CONSULTA A TU FARMACÉUTICO. Siempre te aconsejará lo que considere mejor para ti y tratará de aclarar tus dudas.
  • VISITA AL ALERGÓLOGO. Si piensas que tú o tus hijos podéis tener algún tipo de alergia, el médico al que debéis vivitar es el alergólogo. Él es quien puede diagnosticar vuestra alergia o descartarla, y en caso de tenerla, poner un tratamiento. En muchos casos se puede tratar de alergia respiratoria con vacunas. Pregunta a tu alergólogo.

        Visita la web www.masqueunestornudo.es y encuentra tu alergólogo.

Llega la Primavera, estate atento

Consejos para sentirte mejor frente a la alergia al polen:

Si eres alérgico al polen, debes conocer cuál es el polen o pólenes responsables de tu alergia, así como la época en la que dicho polen alcanza cantidades significativas en la atmósfera. Así podrás evitar la exposición los días de máxima concentración.

  1. Evita la actividad física en el exterior (parques, zonas ajardinadas, etc.) cuando el recuento del polen es elevado y sobre todo en los días de viento.
  2. Ventila tu casa a primera hora de la mañana y a última de la tarde, ya que el recuento polínico es más bajo en esos momentos del día.
  3. Evita las actividades al aire libre durante los días secos y calurosos (hay mayor concentración de pólenes en el aire), así como antes y después de la lluvia (por ejemplo en tormentas primaverales).
  4. Disminuye tus actividades al aire libre entre las 5-10h de la mañana (emisión de pólenes) y de las 7-10h de la tarde (periodo de descenso del polen desde la atmósfera).
  5. Mantén cerradas las ventanillas cuando viajes en coche, utiliza filtos para pólenes y renuévalos regularmente.
  6. No seques la ropa en el exterior durate los días de recuento de polen altos.
  7. En días de viento, utiliza gafas de sol al salir a la calle.
política de privacidad y aviso legal | By www.hadbos.com