Farmacias de guardia
Localidad
Fecha
Síguenos en:
> Consejos > 16 CONSEJOS PARA CALMAR EL CÓLICO DEL LACTANTE

16 CONSEJOS PARA CALMAR EL CÓLICO DEL LACTANTE

Foto de 16 CONSEJOS PARA CALMAR EL CÓLICO DEL LACTANTE

09 Mayo, 2015

Escrito por Farmacia Infantes

 

Si tu bebé está sano, tiene menos de 5 meses y llora durante más de tres horas consecutivas, durante tres o más días a la semana, por lo menos por tres semanas, es probable que se trate de cólico.

Ten en cuenta que puede llevarte un tiempo descubrir la mejor forma de calmar a tu bebé, porque lo que funciona con un niño no funciona con otro.

1. Prueba probióticos 
Los estudios han demostrado que los bebés que padecen cólico tienen una microflora intestinal diferente a la de los bebés que no sufren de cólico. Los probióticos (en particular el denominado Lactobacillus reuteri) han ayudado a reducir los síntomas del cólico en algunos de estos bebés. Habla con el doctor de tu pequeño sobre esta opción y pídele recomendaciones.

 

2. Usa una almohada de semillas
A algunos bebés les gusta la sensación calentita sobre el estómago. Calienta la almohada en el microondas y aplícaselo sobre su barriguita apoyado sobre ti o en su cuna.

 

3. Dale un suave masaje
Tu bebé puede disfrutar un suave masaje o bien, puede ser que se sobrestimule con el masaje. Presta atención a su reacción.

4. Haz ruido
A los bebés les gustan los sonidos que les recuerdan el rítmico latido de tu corazón, y los ruidos que oían en tu vientre. Aquí tienes algunas estrategias que podrían lograr que tu bebé se sienta mejor:

Coloca su sillita cerca de la secadora de ropa en funcionamiento.
Mete a tu bebé en un portabebés frontal mientras tú pasas la aspiradora.
Enciende el extractor de aire de la cocina.

Otra opción son los CD que incluyen sonidos parecidos a los que tu bebé escuchaba en tu vientre o aquellos de la naturaleza como cascadas (claro que también puedes bajarlos directamente de tu ordenador o teléfono móvil).

5. ¡Silencio!
Aunque a algunos bebés les reconforta el movimiento, el ruido y la actividad, otros necesitan menos estímulos y responden mejor al silencio, la quietud y la oscuridad.

6. Muévelo
A los bebés les tranquiliza moverse suavemente, así que usa silla mecedora o vibradora o un columpio de bebé. También le puede gustar pasear por la casa metido en una mochila frontal o una cangurera. Posiblemente prefiera estar bastante alto, cerca de tu pecho y del latido de tu corazón. Da suaves rebotes arriba y abajo en esta posición, mientras mantienes a tu bebé bien agarrado.

7. Pasea en coche
Muchos padres afirman que un paseo en coche, con su movimiento, ruido y vibración, es santo remedio para el cólico. Pon a tu bebé en su asiento de coche y sal a ver si el paseo alivia a tu bebé.

8. Prueba a cambiar de ambiente
Si estás dentro, sal a dar un paseo, ya sea con tu bebé en el carro o una mochila frontal. Ver, oler y oír cosas nuevas, y el aire fresco y los movimientos rítmicos al caminar, pueden ayudarte a calmarlo y quizás se quede dormido. Por otro lado, si has estado toda la mañana fuera con tu bebé, quizás necesita un rato tranquilo en casa.

9. Prueba una posición diferente
Tu bebé puede sentirse más cómodo cuando lo cargas en los brazos, o puede que prefiera una posición que le permita estar más erguido. También es posible que le encante cuando lo acuestas boca abajo sobre tu regazo. Cuando esté molesto, trata diferentes posiciones para ver cuál es la que más le gusta.

10. Envuélvelo
Piensa en lo apretadito que estaba tu bebé en el útero antes de nacer, y te harás a la idea de lo grande que el mundo puede parecerle ahora. Envolver a un bebé apretadito en una manta ligera o una sábana, puede hacerle sentir más seguro. Si no se concentra cuando come, también puedes tratar de envolverlo. O bien, justo antes de que empiece su periodo habitual de cólico y llantos, o antes de ponerlo a dormir.

No solamente puede ayudarlo a dormirse, sino también a permanecer dormido. Algunos investigadores han descubierto que los bebés que están envueltos duermen más profundamente que los que no lo están. Esto es porque como los bebés se estremecen y menean durante el sueño, sus propios movimientos pueden despertarlos.

11. Baña a tu bebé
Un baño tibio durante un episodio de cólico puede distraerlo y relajarlo. A algunos bebés les encanta que los sostengan bajo la ducha, con un chorro suave cayendo sobre su espalda. A tu bebé le puede tranquilizar el golpear rítmico del agua, además del sonido.

12. Ofrécele un chupete
Cualquier cosa que calme a tu bebé vale la pena. Para algunos bebés, succionar es el relajante ideal.

13. Alivia los gases del estómago
Mientras que los gases no causan cólico, algunos bebés que padecen cólicos también sufren de gases porque tienden a tragar aire cuando lloran.

Puedes probar preparados de infusiones que venden en la farmacia de manzanilla, hinojo y Hierba Luisa.

14. Intenta la reflexología podal.

Estos son los movimientos que debes aplicar en su pie:Sujeta el pie derecho de tu hijo con la mano izquierda y coloca el dedo pulgar de la otra mano en el centro del talón.
Ejerciendo una presión suave, desplázalo hacia arriba, hasta llegar al centro de la planta del pie.
Empieza recorriendo el borde interno, continúa por el centro, y finaliza “caminando” por el borde externo desde el talón hasta la parte central del pie.
Repite el masaje en el pie izquierdo.
Será suficiente con cinco minutos de masaje, que puede repetirse al cabo de un rato y tantas veces como se quiera.

15. Nunca pierdas la calma.

Los bebés son muy receptivos y tus nervios le alteran y le ponen peor.

16. El tiempo es el “remedio” que nunca falla para los cólicos del lactante.

Si no responden a ninguna de estas estrategias, recuerda que hacia los cuatro meses de vida, este llanto desaparecerá, y las tardes-noches empezarán a ser más relajadas para todos.

+
política de privacidad y aviso legal | By www.hadbos.com